Visita Budapest Y Hungría

Artículos recientes sobre Budapest - 2014

2014.02.21.

"Budapest

 en Cuerpo y Alma

Si decides hacer un viaje a Budapest puedes estar seguro que será un disfrute completo tanto para el cuerpo como para el alma. Tendrás toda una gama de diferentes tratamientos termales tanto de día como de noche, posee una gastronomía envidiable que será un verdadero deleite y así el cuerpo quedará completamente reconfortado y satisfecho. Por otro lado la amplia oferta cultural, museos, monumentos y arquitectura,  es tan completa y variada que tu alma volverá repleta de belleza y espiritualidad.

Vamos  a hacer un recorrido por esta ciudad tan completa sugiriendo algunas de las paradas ineludibles para un viaje de al menos 2 ó 3 días.

Budapest, actual capital de Hungría, está situada en el centroeste de Europa, enclave de transito y punto  estratégico que ha sido disputado por diferentes culturas. Tomada primero por los romanos, establecieron en esta zona la ciudad de Aquicum , haciendo referencia a los numerosos manantiales termales, posteriormente pasó a manos de las 7 tribus magiares que ya construyeron dos ciudades Buda y Pest separadas por el río Danubio.

En el año 1000 y con la coronación del 1er rey, Esteban I, surge la nación de Hungría. Tuvo una época floreciente que llegó a su punto culminante con el emperador Mathias Corvino.  En el siglo XVI fueron invadidos por los turcos que dejaron también su impronta durante más de un siglo hasta el 1686 que fueron derrotados por los Habsburgo y así pasó a formar parte del Imperio Austriaco. Uno de los periodos más prósperos y grandiosos de la ciudad fue por ejemplo cuando el emperador José II construyó la Universidad de Budapest y posteriormente se construyó el primer puente permanente sobre el Danubio, El puente de las cadenas.

 

En 1873 se produjo la unificación de las ciudades de Buda y Pest dentro todavía del Imperio AustroHúngaro.

Sería ya después de la I Guerra Mundial cuando se constituyo el Estado Húngaro independiente pero con el tratado de Trianoón en 1920 Hungría perdió una gran parte de su territorio Eslovaquia, Ruteria, Transilvania, Croacia y quedaron a 2/3 de lo que eran. Durante la II Guerra Mundial sufrió una gran devastación y al terminar quedó bajo la influencia soviética y no será hasta 1989 cuando Hungría nace como la República Húngara. En 2004 pasó a formar parte de la Unión Europea.

Vamos a comenzar por la parte baja de la ciudad, es decir por Pest y posteriormente subiremos a Buda. Como primera parada vamos a conocer el Mercado de Abastos:

Fue construido a finales del siglo XIX en 1897  pasa solucionar el problema de la insalubridad de los alimentos mal conservados y así evitar diferentes enfermedades que la población estaba sufriendo. En su momento sufrió muchas críticas por la subida de precio de los productos que allí se vendían. Durante la primera y sobre todo la II Guerra Mundial sufrió graves desperfectos y quedó inutilizado finalmente fue restaurado a finales del siglo XX quedando con el aspecto actual. Es un edificio con una fachada de gran belleza por su combinación de ladrillos de diferentes tonos y los tejados de cerámica.

Está edificado en  dos plantas en la primera podemos encontrar toda clase de alimentos frescos, carne, pescado, verduras, hortalizas y por supuesto los tradicionales embutidos en sus diferentes modalidades y la vistosa páprika que cuelgan de los kioskos dando toda una gama de colores al mercado.  En la segunda planta hay una gran oferta de souvenirs ropas típicas, camisetas, gorros, perfumes, muñecas, tapetes tejidos, joyas, cerámicas …Y a su vez podemos  degustar algún dulce tradicional o aperitivos típicos en alguno de los pequeños restaurantes junto con los locales que hacen una parada en sus compras.

La Gran Sinagoga: edificado entre 1854 y 1859 es la sinagoga más grande de Europa, con una capacidad de 3.000 personas, es un gran conjunto que incorpora La Sinagoga, El Templo de los Héroes, el cementerio, el Monumento al holocausto y el Museo judío. En estilo mozárabe con elementos bizantinos, su fachada principal está flanqueada por dos torres que culminan en unas cúpulas bulbosas. Está situada en el llamado barrio judío ya que en la II Guerra Mundial allí se ubicó el Ghetto judío donde vivieron hacinadas unas 70.000 personas durante el periodo nazi, desde allí muchos de ellos fueron enviados a los campos de concentración. En la parte trasera el cementerio judío donde enterraron a los cerca de 2000 judios que murieron durante la ocupación. También allí podemos ver el Monumento a los Mártires judíos o el Árbol de la vida, este monumento se llevó a cabo gracias a la Funcación Emmanuel creada por el actor Tony Curtis en 1998, hijo de una pareja de judió crearon la fundación para reconstruir y mantener sinagogas.

De allí podemos acercarnos al Museo de las Artes Aplicadas, un edificio modernista o mejor estido Secesión o Art Nouveau como se llamó aquí este movimiento artístico. Diseñado por Ödön Lechner, fue inaugurado en 1896 por Francisco José I en la conmemoración del milenio. . El edificio en sí mismo es una obra de arte , con una fachada exterior muy llamativa de tejados de cerámica combiando ocres, verdes y amarillos, la entrada, con techos decorados como paños tejidos incita a entrar y conocer el edificio por dentro.

Ya en el interior el edificio se distribuya alrededor de un atrio central cerrado con vidrieras en el techo lo que le da una gran luminosidad. El museo alberga una colección permanente de alfombras, tapices, el Tesoro de Esterhazy, vestimenta de la aristocracia del S. XVII, cristalería, cerámica y orfebrería secesionista.

Cruzamos por el puente de la Libertad, Szabadság híd, sobre el Danubio. Este puente fue inaugurado por Francisco José I en 1896 dando con un martillo en uno de los elementos de construcción metálicos es uno de los más cortos en un color verde muy peculiar e íntegramente en metal. Está flanqueado por ambos lados pro los turules que son unos pájaros de la mitología que se convirtieron en  símbolos del estado húngaro.

Es un puente muy atractivo desde el punto de vista fotográfico al que podremos sacarle mucho partido. Por él transitan vehículos, peatones y tranvías. Es muy conocido también porque parece ser que tiene un atractivo especial para los suicidas y casi todos los meses se produce algún incidente.

Una vez hemos cruzado el Danubio y después de habernos dado un buen paseo por la ciudad puede ser momento de conocer los famosos baños termales. En esta plaza se encuentran los clásicos baños de Géllert.

Budapest está construido sobre una enorme balsa de aguas termales, ya los romanos comenzaron a sacar partido a esta característica de la ciudad y fundaron aquí Aquicum dejando algunas muestras que aún se conservan. Posteriormente con la llegada de los turcos también hicieron uso de esta peculiaridad y lo aunaron a una de sus tradiciones culturales, el hamman algunos de ellos aún se siguen utilizando. Así no es de extrañar que el el 1934 Budapest fueran nombrada “Ciudad balnearia”. La ciudad cuenta con 118 manantiales de aguas termales y terapéuticas que brotan a temperaturas entre 20º y 80º. De esta manera los balnearios se han convertido en parte de la cultura de Hungría y más concretamente en Budapest forman parte de su vida  acuden a ellos para mejorar sus dolencias así como para encontrarse con sus amigos.

En el caso de los baños de Géllert fueron construídos en 1918 en estilo Art Nouveau así que allí podemos disfrutar de su arquitectura, sus vidrieras, azulejos, estatuas, mosaicos. El eje central es una piscina rodeada de columnas clásicas que ya se ha utilizado en alguna película, también aquí se rodó el famoso anuncio de una marca de yougures muy conocida.

Tuvo su momento álgido cuando se puso de moda entre los personajes de la clase alta así fue visitado por Nixon, Visconti, Raquel Welch, el Sha de Persia, o la reina Juliana que lo utilizó para pasar su noche de boda.

Además de esta piscina central tiene otras exteriores  una de ellas con olas, solo abiertas en verano , hamman, saunas.

Son por tanto un lugar de descanso, relajx, relaciones sociales y terapias saludables a si que vienen aquí de manera sistemática todos sus días o a pasar algún  día del fin de semana con la familia.

Una vez descansados y relajados y antes de continuar con nuestro recorrido podemos coger fuerzas en un restaurante cercano el Speiz Étterem Hess András ter 6  en él podemos degustar platos de la cocina tradicional húngara muy bien elaborados y con una presentación exquisita como el confit de foie gras, el asado de pechuga de pato o un estupendo goulash.

Ahora ya relajados y  con fuerzas

continuamos nuestro recorrido por esta zona alta de Buda. Nos encontramos el Bastión de los Pescadores en estilo Neogótico y neorromántico es una muralla que muy peculiar que bordea la colina con 7 torres que representan a las 7 tribus magiares que se establecieron originariamente aquí. Con ese nombre conmemora al grupo de pescadores que se encargaron de defender la ciudad en la Edad Media.

En realidad es un mirador desde el que se pueden contemplar una panorámica estupenda de la ciudad de Pest, es el mejor enclave para ver el Parlamento, punto también recomendable para visitar de noche junto con la Ciudadela,y poder realizar unas magníficas tomas nocturnas.

Este conjunto se abre a una plaza donde se encuentra laestatua ecuestre del Rey Esteban I de Hungría. Es una estatua de bronce en cuya base se encuentran talladas escenas de la vida del Rey. Esteban fue descendiente del Principe Magiar Árpad, el primer Rey de Hungría unificador y cristianizador de los húngaros, fue el primer monarca santificado.

Justo al lado se encuentra la Iglesia de Matías o la Iglesia de Nuestra Señora, fue construída durante el reinado de Béla IV, sería Matias I el que trasformara al estilo Renacentista pero sería Matías Corvino el que reformó y restauró la Iglesia. Durante el periodo de ocupación otomana fue transformado en mezquita, es todo un ejemplo de eclecticismo, su estilo neogótico definitivo lo adquirió ya a finales del SXIX. En ella fue coronado el rey Francisco José I de Austria.

Toda la plaza es una auténtica combinación de eclecticismo artístico que merece la pena conocerse."

( fuente: foto-viajes.com )


Segunda parte :

Muy cerca de allí está también el Castillo de Buda o Palacio Real, fue antigua residencia de los Reyes de Hungría pero hoy en día alberga la Galería Nacional Húngara, el Museo de la Historia de Budapest así como la Biblioteca Széchenyi.

Todo este conjunto merece la pena ser visitado además de todas estas dependencias también puede hacerse un recorrido por el laberinto del Castillo de Buda. En los sótanos del castillo se han formado una red de cuevas y laberintos debido a la erosión de esta zona cárstica que posteriormente ha sido ampliada por el hombre. Han tenido una serie de funciones diferentes en cada época en un primer momento sirvieron de refugio a los antiguos moradores prehistóricos  conservándose algunas pinturas rupestres. Posteriormente se utilizó para poder mantener la ciudad abastecida y comunicada con el exterior durante el sitio de la ciudad y de refugio y posibilidad de huída durante la II Guerra Mundial.

Lo más interesante es hacer una visita nocturna puesto que a partir de las 18:00h se apagan las luces y la visita se realiza con una lámpara de aceite por lo que el recorrido se hace más misterioso.

 (fuente: foto-viajes.com )

atrás